Cuando España tuvo su campeonato de Marruecos

Hubo un tiempo en que nuestro fútbol tuvo su federación territorial africana. Y hasta existió un club español representando entre los grandes de nuestra 1ª División a Tetuán, ciudad marroquí hoy día. Como esto sucediese hace ya mucho, en la época del Protectorado, y probablemente resulte semidesconocido para el aficionado medio de nuestra época, bueno será dedicarle un vistazo.
En 1912, un acuerdo político entre Francia y España dividió el territorio marroquí en dos Zonas de Protectorado: el Norte, una lengua estrecha, montañosa y no muy rica, correspondió a España; el Centro y Sur, franja mucho más amplia, con extensas áreas despobladas aunque mejor dotadas de materias primas, vio ondear la bandera francesa. En el Protectorado Francés se hallaban las viejas Ciudades Imperiales marroquíes, hoy objeto de peregrinaje turístico (Fez, Meknes, Rabat y Marrakech). En el Español brillaba con luz propia Tánger, gracias sobre todo a su condición de puerto franco, al comercio convencional que de ello derivaba, o a sus comprensibles secuelas en forma de trapicheo y  contrabando. Tanto la parte española como la francesa fueron sacudidas durante años por un rosario de guerras, levantamientos y escaramuzas, pues los marroquíes, cuya opinión nadie se molestó en sondear, distaron mucho de aceptar tranquilamente aquella dominación. Por cuanto al Marruecos Español se refiere, la pacificación no se produjo hasta 1927, aunque Tetuán hubiese sido ocupada en 1913 y Xauen en 1920.
Para entonces, el fútbol no era un deporte desconocido al otro lado del estrecho. Ceuta y Melilla, las dos plazas de soberanía española, se enorgullecían de poseer su par de clubes representativos. Madrugó más Melilla, con la constitución en 1912 del Sporting Melillense. Queda constancia de ello porque en setiembre de ese año, al programarse una exhibición del aviador francés Mauvais como plato fuerte de los festejos patronales, la muchachada del Sporting también quiso unirse a los acontecimientos, incrustando un “match” de “foot-ball” entre sus equipos A y B en terrenos de la Sociedad Hípica. Los ceutíes aún debieron esperar un poco para ver fútbol, puesto que el Ceuta Sport no habría de constituirse hasta 1919. Justo dos años antes, en 1917, se creaba la Asociación Africana de Clubs de Fútbol, con sede y primer campeonato en Melilla. La entidad triunfadora en esa edición inaugural fue el Reina Victoria Eugenia (camiseta amarilla y negra, a listas horizontales, muy a la inglesa, y pantalón blanco). Los demás componentes de aquel torneo, reducido al ámbito melillense, fueron: San Fernando (camisetas blanquiverdes y pantalón blanco), Iris (camisetas rojas) y Santa Bárbara, cuya equipación, al menos para quien suscribe, continúa siendo un misterio. Ese primer campeón, animado, quizás, por su cosecha de laureles, se embarcó en la primera gira peninsular de que existe constancia en el fútbol norteafricano. Los públicos de Madrid, Barcelona y Valencia, tuvieron ocasión de verlos desempeñar un digno papel, según contaron al regreso.
Otros clubes fueron añadiéndose a los citados: el Racing, el Fortuna, el C. D. España y Unión Juventud de Melilla, por ejemplo, aparte de equipos militares como el de Sanidad o el de la Sociedad Hípica. La actividad deportiva tuvo que ser suspendida coyunturalmente, coincidiendo con el estallido de las más sanguinarias revueltas cabileñas (la de 1921, sobre todo). Pero el fútbol ya había arraigado. Y gracias a los jugadores peninsulares de tronío que eran destinados al Norte de África para cumplir sus deberes militares, en Ceuta y Melilla pudieron disfrutar de lo lindo. Aguirregoitia (Arenas de Guecho), Prats (Baracaldo, que debutaría como internacional en 1927), Arrillaga (Real Sociedad de San Sebastián), Santiuste (Racing de Santander), Conrado Portas (Español de Barcelona y también internacional), fueron sólo algunos de ellos.
No parece, de cualquier modo, que el público del Protectorado, o al menos buena parte del mismo, estuviese muy al corriente sobre la realidad del fútbol. Eso se desprende de la crónica recogida por el “Telegrama del Rif”, periódico melillense, con ocasión de la visita que el gran Ricardo Zamora hiciese a la plaza para disputar el 4 de setiembre de 1927 un “bolo” de exhibición. “El Divino” fue recibido como el ídolo que era, claro está, no sólo entre ovaciones y vítores, sino hasta el extremo de que el ferry a Málaga partió de Melilla con dos horas de retraso, porque el guardameta estaba arbitrando un combate de boxeo. Pero lo más curioso se desarrolló durante la disputa del partido. Parte del respetable abroncó a los jugadores del combinado cuyo portal defendía Zamora, por su empeño en evitar que los contrarios disparasen. Si no chutaban a gol, obviamente no podrían deleitarse con las “palomitas” del ilustre.
El 3 de enero de 1931, cuando el régimen monárquico comenzaba a dar síntomas de desmoronamiento, la Asociación Africana dio paso a una naciente Federación de Fútbol Hispanomarroquí, presidida por D. Luis Sánchez Urdazpal. Dicha Federación coordinaría todo el fútbol del Protectorado Español, así como de las ciudades de Ceuta y Melilla, y tendría su sede en Ceuta. Sorprende, y no poco, el “traslado” federativo, considerando que durante aquellos años solían destacar la fuerza y pujanza de los equipos orientales. O sea, los de Melilla. A buen seguro Ceuta contó con la habilidad de Sánchez Urdazpal, quien se mantuvo en el cargo durante nada menos que 15 años.
Es mucho lo que el fútbol norteafricano debe a aquel hombre tenaz. Gracias a su insistencia, la Federación Española consintió al término del ejercicio 1935-36 que el fútbol hispanomarroquí tuviera su representación en la 2ª División estatal. La Guerra Civil, empero, retrasaría dicha circunstancia.
Para entonces habían ido surgiendo un buen puñado de clubes por todo el Norte marroquí del Protectorado. En Tetúan destacaban el Hispano Marroquí, el Tetuán F. C, y el Sporting, a los que en 1925 se unieron  la Sociedad Deportiva España y el Tetuán Sport. Pero aún faltaba por nacer el más grande: el Atlético de Tetuán. Y para su gestación contribuyó decisivamente el traslado profesional del entonces teniente Fernando Fuertes de Villavicencio.
Fernando Fuertes había jugado en el Athletic de Madrid cuando sus obligaciones militares y Luis Olaso se lo permitían, que no era demasiado a menudo. Luis Olaso, optante a su misma demarcación de extremo izquierdo, acabó cerrándole el paso a la titularidad. Para poder jugar, Fuertes de Villavicencio estampó su firma en la ficha del Racing madrileño, donde el puesto de extremo zurdo solía ser ocupado por Luis Prieto Cerezo, hijo del célebre político socialista Indalecio Prieto. En Tetuán, con la ayuda de unos pocos militares y varios soldados de reemplazo, tardó poco en crear (marzo de 1933) el Athletic Club de Tetuán. Sus colores rojiblancos constituían un claro homenaje al Athletic madrileño, y su escudo, obra del bilbaíno José Bacigalupe, estaba muy inspirado en el del otro Athletic, el de Bilbao.
La temporada 1933-34 ese recién nacido Athletic tetuaní ascendería de Segunda a Primera Categoría Regional. Una campaña bastó a sus hombres para tomar el pulso a la nueva división, porque la siguiente, última temporada de preguerra (1935-36) concluyeron el torneo invictos. Aquella primera plaza proporcionaba el derecho a participar en el Campeonato de España (la Copa), donde eliminaron al Tenerife y sucumbieron ante el Malacitano, por entonces máximo exponente futbolístico de Málaga. Además, gracias a las gestiones del eficaz y bien relacionado Sánchez Urdazpal, el campeonato hispanomarroquí garantizaba una plaza en la 2ª División Nacional, conforme quedó apuntado.
El estallido de la Guerra Civil demoró el debut norteafricano en nuestra 2ª División. Pero la temporada 1935-36 no se despidió sin que la Federación Hispanomarroquí organizase su primer partido “internacional”, donde los del Protectorado Español vencieron por 4-1 al Marruecos Francés. Aquella escuadra estuvo compuesta por jugadores del Athletic tetuaní, Ceuta, España de Tánger y Español de Tetuán.
Con la paz, entre exiliados a Francia o América, purgas, sufrimiento en los insalubres campos de concentración y miedo a los ajustes de cuentas, el Athletic, reconvertido pronto en Atlético, por imperativo franquista, debería haber reaparecido en 2ª. Pero ante su situación calamitosa, sin dinero ni futbolistas, con un terreno de juego impracticable, su directiva optó por la prudente renuncia. Los del otro lado del estrecho seguían sin representación oficial en el Campeonato Nacional, después de todo. La decepción, sin embargo, duraría poco. Fruto de la reestructuración futbolística llevada a cabo por el ente federativo estatal, que entre otras cosas supuso recuperar la fenecida 3ª División, el Ceuta Sport pudo batirse en el fútbol de bronce la campaña 1940-41.
 159 
Francisco Lesmes, probablemente el mejor central español de su época, intransferible para un muy bien armado Real Valladolid, se hizo profesional en el Atlético de Tetuán.
 Para el ejercicio 1942-43 el Campeonato Hispanomarroquí, disputado en dos grupos, pasó a denominarse Campeonato de Marruecos. Los dos mejor clasificados de cada grupo afrontaban una fase final. Y aquel año, los clasificados fueron Atlético de Tetuán y África Ceutí (zona occidental) y Melilla C. F. y Unión Juventud Español de Melilla (oriental). Los tetuaníes, campeones de esa liguilla, por fin conquistaban la 3ª División. La campaña siguiente ya se disputó el torneo en un único grupo, y su campeón, la U. D. Melilla, se encaramaba también a 3ª.
Ceuta vería a su club por primera vez en 2ª División el ya lejano 1942. Melilla debió esperar hasta 1950-51 para seguirles la estela. El Atlético de Tetuán  había dado ese mismo paso en 1949-50, y todavía debutaría entre los más grandes el 9 de setiembre de 1951 (temporada 1951-52) frente al Real Zaragoza. Varios jugadores utilizaron el club tetuaní como trampolín hacia entidades más poderosas, e incluso hacia el internacionalato. Los hermanos Lesmes, Ramón Martínez “Ramoní”, Román Matito… Y algún otro, como el marroquí de raza negra “Chicha”, pudo haberlo hecho, pues el Barcelona de Kubala, Ramallets, Basora o Biosca, puso en ello todo su empeño. “Chicha”, tan genial como desprendido, tan buen hombre que ni sabía moverse bien por la vida, renunció a salir de su Marruecos natal, probablemente porque el horizonte peninsular se le antojaba demasiado grande. Salvando las distancias de cultura y época, podría cuadrarle cualquier comparación con “Mágico” González, otro astro intermitente al que en la “Tacita de Plata” otorgaron cetro y corona.
La referencia a “Chicha” exige alguna aclaración, puesto que los clubes norteafricanos gozaban de un curioso, aunque lógico privilegio: el de alinear a jóvenes marroquíes, incluso en tiempos de cierre fronterizo para el mercado importador. Negarles esa posibilidad hubiese equivalido a injusticia, si no a flagrante “apartheid”. De ese modo, casi dos docenas de “extranjeros” trotaron por nuestros campos en categoría nacional, cuando ni los sudamericanos podían hacerlo.
 237
Rafael Lesmes. Del fútbol norteafricano al Valladolid, y de éste al Real Madrid que Alfredo Di Stéfano hizo inmenso.
 Los tiempos cambiaban. El colonialismo formaba parte del pasado. Los británicos, muy debilitados por la II Guerra Mundial, perdieron la India, su joya de la corona, el 15 de agosto de 1947, y muchos pueblos sin patria ni gobierno comenzaron a mirarse en aquel espejo. África también quiso despertar. Tímidamente al principio, con sangre y mucho encono después. Los franceses, tratando de mantenerse en Marruecos a toda costa, destronaron al sultán Mohamed Ben Yusuf para colocar en su puesto a Muley Ben Arafa, pura marioneta gala. El gobierno español estuvo desde el principio en desacuerdo con la fechoría, y ello evitó en la franja norte las manifestaciones y atentados del área francesa, que a la postre concluyeron con la restitución del sultanato al depuesto y la formación de un gobierno provisional, nacionalista, como puente hacia la independencia. España tuvo que secundar esa fórmula. El 13 de enero de 1956, el Consejo de Ministros franquista acordaba iniciar negociaciones para la independencia de Marruecos, culminadas tres meses después. Desde ese instante ya no hubo Protectorado, y sin éste carecía de sentido una Federación Hispanomarroquí. Muchos españoles residentes en Tetuán pusieron rumbo hacia Ceuta, en tanto otros muchos “tangerinos” cruzaban el estrecho para desembarcar el Algeciras. Justo el mismo camino que siguieron los clubes más señeros de ambas ciudades.
El fútbol español había acogido en categoría nacional al C. D. Alcázar, de Alcazarquivir; C. D. Pescadores, de Alhucemas; Imperio Riffien, de Fnideq; Larache C. F.,  de Larache; C. D. Alcazaba, Escuelas Hispano Árabes, U. D. España, Maghreb El-Aksa, U. D. Sevillana y U. D. Tangerina, todos ellos de Tánger; y Español C. F y Atlético de Tetuán, de esta última localidad. El 10 de julio de 1956, el Atlético tetuaní se fusionó con la S. D. Ceuta, campeona de su grupo en 3ª División, pero fracasada en el intento de encaramarse a 2ª. De ese modo, el neonato Atlético de Ceuta competiría en la división de plata, al tiempo que se veía reforzado con los mejores hombres de ambas plantillas. La U. D. España de Tánger haría otro tanto con el Algeciras C. F., dando lugar al efímero España de Algeciras. Y el Club Atlético Algeciras sería fruto de la fusión de una modesta entidad local con el Larache C. F.    
325 
Román Matito, otro internacional español “hecho” en el Protectorado.
 Todo parecía haberse resuelto, respecto al fútbol hispanomarroquí. Pero en lo tocante a Ceuta y Melilla los federativos de la época difícilmente hubieran podido mostrarse más espesos. Tras la creación de la Federación de Fútbol Marroquí, con sede en Rabat (la del Marruecos independiente, se entiende), Ceuta y Melilla quedaban en el limbo. Nadie parecía haber tenido en cuenta que esas plazas seguirían siendo españolas y sus equipos continuaban encuadrados en el Campeonato Español. Compitieron en sus respectivos categorías, es cierto, pero huérfanos de Federación territorial. Sólo en setiembre de 1959 habría de crearse la Federación Norteafricana de Fútbol, con presidencia en Ceuta y delegación en Melilla. Las cosas de palacio, ya se sabe, suelen ir muy despacio. Y más despacio aún anduvo la tantas veces demandada transformación federativa de la Delegación melillense. Sólo el 19 de octubre de 1999 pudo convertirse en Federación Melillense de Fútbol la antigua delegación.
Hoy, cuando Atlético de Ceuta y España de Algeciras, sobrevivientes del Protectorado, son entidades difuntas y olvidadas, cuando la actual Unión Deportiva Melilla nada tiene que ver en puridad con la U. D. Melilla y el Melilla C. F. que transitaron por la descolonización, la Federación de Fútbol Hispanomarroquí duerme sueños de alcanfor entre fotos en blanco y negro. Justo cuanto sucede con las historias que se diría no existieron nunca.

Planes confirma que el objetivo continúa siendo El Hamdaoui

El director deportivo del Espanyol ratificó además las palabras de Collet sobre que no se le subirá la oferta a Javi Márquez.

El debate del `9¿ está en pleno apogeo. El director deportivo, Ramón Planes, insiste en que “todavía no es el momento de tomar decisiones; lo haremos cuando queden una o dos semanas para la apertura del mercado de invierno”, pero no esconde cuáles son las preferencias. Mounir El Hamdaoui continúa siendo el gran objetivo, como ya se informó ayer en las páginas de este diario, y así lo confirmó Planes en una entrevista al `Mas Esports¿ de COM Ràdio.

“Nos gusta, tiene una situación complicada en su club y está dentro de lo que estamos siguiendo”, admitió Planes sobre el delantero del Ajax, de quien recordó que “en verano vivimos una situación surrealista, su agente se descolgó con unas exigencias económicas que el club decidió que no podría asumir”. Pero el jugador de origen marroquí no juega en su equipo y la situación ha variado. En cambio, el director deportivo no se muestra optimista con el otro gran deseado arriba, Teófilo Gutiérrez. “Lo estamos siguiendo, pero hay pocas probabilidades”, dijo.

Ramón Planes abordó otros aspectos del mercado blanquiazul. Pidió paciencia en el caso de Romaric, pese a reconocer la satisfacción por su rendimiento y reiteró las palabras hace unos días del consejero delegado, Joan Collet, sobre la renovación de Javi Márquez: “Está todo dicho. Hemos hecho la propuesta que consideramos mejor y esperamos que todo llegue a buen puerto y se arregle”. De Álvaro Vázquez, que también está pendiente de renovar, espera su continuidad pese al interés del Sevilla: “Estuve hace poco con Monchi y nos reconoció que era un ejemplo cómo estamos trabajando. Están encima de nuestra cantera”.
Una posible salida es la de Dátolo. Planes se mostró molesto por “cómo la gente está hablando de este jugador” y aseguró que “en estos meses han venido clubs, especialmente de Sudamérica, preguntando por su situación. Cuando haya algo concreto, se valorará”.

http://www.sport.es

El Manchester United ha espiado a Mehdi Benatia

El responsable de la estructura de ojeadores del Manchester United es Martin Ferguson, hermano del entrenador de los diablos rojos, quien ha observado y captado a muchos talentos para este club a lo largo de los últimos años y también ha seguido los pasos de varios objetivos del equipo.

El último futbolista al que ha espiado en directo ha sido Mehdi Benatia, central de 24 años que milita en las filas de Udinese (42 encuentros, 4 goles). El marroquí ha sido recientemente relacionado con Real Madrid y FC Barcelona , aunque el combinado de Old Trafford habría dado ahora un paso adelante.

El seguimiento a es te jugador por parte del campeón de la Premier en el encuentro que su equipo disputó ante el Parma es una buena muestra de que la escuadra británica pretende realizar próximamente una ofensiva para hacerse con sus servicios, o al menos así lo entiende Triball football.

Según esta fuente, durante el último año ha sido habitual la presencia de emisarios en el Stadio Friuli para ver en directo al zaguero. Así que si los dos grandes del fútbol español no quieren quedarse sin él deberán mover ficha pronto.

http://www.fichajes.com

La pugna africana por llegar a Londres

La mitad de los participantes en la inminente competición de clasificación de la Zona Africana para el Torneo Olímpico de Fútbol Masculino 2012 tendrá la posibilidad de competir en Londres, por lo que la emoción y el suspense están asegurados en Marruecos.

Los tres equipos que se aúpen al podio al final de las dos semanas de competición, en la que se batirá un total de ocho selecciones, tienen garantizado el pase automático a Londres 2012. El cuarto se enfrentará a un representante asiático en la repesca intercontinental, que se celebrará en Coventry (Inglaterra) el próximo mes de abril. El torneo de clasificación arrancará el sábado en Tangiers con los dos partidos consecutivos que inaugurarán la competición en el Grupo A. En la otra sede, Marrakech, se estrenará el Grupo B el domingo.

Los equipos que ocupen los dos primeros puestos de cada grupo disputarán las semifinales del 6 de diciembre, cuyos ganadores conquistarán el billete para Londres,y pasarán a la gran final del primer Campeonato Sub-23 de la CAF de la historia. Pese a todo, el partido por el tercer puesto, que se jugará en Marrakech el 10 de diciembre, atraerá tanta atención como el choque por la medalla de oro, puesto que el ganador del encuentro también pasará a la fase final y el perdedor recibirá otra oportunidad en la repesca intercontinental.

El partido destacadoMarruecosNigeria
A pesar de que ha tomado el relevo de Egipto como país organizador hace muy poco tiempo, Marruecos demostró el año pasado que pisaba firme al contratar al técnico holandés Pim Verbeek para que se encargara de guiar a los suyos por el camino olímpico. De hecho, Verbeek accedió al cargo antes de llevar a Australia a la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™. Los Lionceaux se han preparado con entrega en Rabat para disputar los clasificatorios. Su partido transcendental podría ser el encuentro inaugural del Grupo A de este fin de semana, contra Nigeria, una selección que ha disfrutado de más éxitos olímpicos que ninguna otra nación africana. Conocido entre los propios nigerianos como el Dream Team, el combinado olímpico de Nigeria hizo historia al colgarse la medalla de oro en Atlanta 1996, a la que siguió la plata en Pekín 2008. El equipo que reciba el mayor empuje en el primer partido afrontará con la moral por las nubes los dos choques posteriores, contra Argelia y Senegal.

La previa
En ninguna competición por categoría de edad resulta fácil extraer conclusiones de la estadística, pero la solera de Nigeria en los clasificatorios del pasado sugiere que impondrá un gran respeto a sus rivales. Aunque acusará la ausencia de muchas de sus figuras, como Joel Obi, Lukman HarunaAhmed Musa, el seleccionador Austin Eguavoen asegura que la concentración de preparación de seis semanas a la que sometió a sus hombres ha servido para insuflar en los suyos la seguridad del triunfo. “Tengo fe en el equipo que nos llevamos a Marruecos, y mis hombres están cada vez más convencidos de que pueden conquistar el billete para Londres”, declaró es ex defensa de las Súper Águilas. En total, el combinado masculino nigeriano ha participado en seis fases finales olímpicas, al igual que Marruecos, una selección que contará además con el aliento masivo de su propio público.

Sudáfrica se proclamó subcampeona en septiembre de los Juegos Panafricanos celebrados en Mozambique, donde Senegal también compitió y ganó la medalla de bronce. Por lo tanto, ambas atraviesan un momento de forma excelente y llegan a la competición de Marruecos con una experiencia práctica adicional. La máxima división de la liga sudafricana permite que viaje al Norte de África un jugador por club, mientras que Senegal ha conseguido ocho jugadores de los clubes franceses, a pesar de que los clasificatorios no se disputan en fechas coordinadas del calendario internacional. Ghana, medalla de oro en los Juegos Panafricanos, quedó eliminada de la competición preliminar olímpica a manos de Sudán.
Egipto ha figurado en diez Torneos Olímpicos de Fútbol Masculinos desde 1920, un dato que lleva a suponer que también estará presente en Londres 2012, mientras que Argelia (1980), Costa de Marfil (2008) y Sudáfrica (2000) han participado cada una de ellas en una fase final. Tan sólo Gabón y Senegal no poseen experiencia olímpica previa. Hani Ramzy, quien jugó con Egipto en la Copa Mundial de la FIFA 1990, entrena a la selección egipcia. Argelia, por su parte, ha confiado su preparación al técnico Azzedine Ait Djoudi.

Jugadores a seguir
Levy Madinda, del Celta de Vigo español, formó parte de la selección absoluta de Gabón que se enfrentó a Brasil a principios de mes, y es uno de los cuatro jugadores que el combinado de su país tiene afincados en el extranjero. El capitán de Argelia, Mohamed Chalali, autor de dos goles contra Sudáfrica en los amistosos celebrados la semana pasada, milita en el Aberdeen escocés. Imad Najah, nacido en Holanda, es el capitán del PSV Eindhoven y uno de los hombres más destacados de la selección de Marruecos.

Números que hablan
2: son las veces que Egipto se ha clasificado para el torneo Olímpico en las últimas 11 ediciones de la competición, a partir de 1968.

La frase
“Todos estos equipos son firmes candidatos a la clasificación. Es muy poco lo que puedan desconocer los unos de los otros”, Abdoulaye Sarr, seleccionador de Senegal.

http://www.fifa.es

El Zhar se sube al carro de JIM


Jugó su primer partido como titular en el Levante. Empezó eléctrico pero fue a menos con el paso del tiempo.

Juan Ignacio Martínez había repetido bastantes veces que no pensaba hacer una revolución en el once inicial que presentase en el Vicente Calderón, y así lo hizo. El técnico granota sólo presentó dos novedades en el equipo titular que se enfrentó al Atlético de Madrid, y una de ellas fue obligada. Farinós entró en lugar de Iborra y El Zhar ocupó el sitio en banda del acatarrado Juanlu. La entrada del ´Fari´ no suponía ninguna variación táctica y es un recurso que ya había empleado JIM en otros partidos. Sin embargo, la entrada del extremo marroquí sí fue una novedad importante, pues se trataba del primer partido que arrancaba desde el inicio, al margen de que había tenido muy poco protagonismo en lo que llevamos de Liga.

La alineación de El Zhar obligó a reubicar a los tres hombres que hacen de enlace con el punta, que siguió siendo Koné. Así, las posibilidades que se le presentaban al técnico granota eran muy grandes, gracias a la versatilidad de Barkero y Valdo, que pueden jugar tanto pegados a la línea de cal como filtrándose entre líneas por el medio. Juan Ignacio se decantó por desplazar a la menor cantidad de hombres de sus puestos habituales, por lo que situó a El Zhar en banda derecha, su posición natural, y mandó a Valdo a la izquierda, ocupando el carril de Juanlu. Aún así, cuando tan solo se llevaban diez minutos de juego, ambos intercambiaron sus posiciones, volviendo Valdo a la derecha y El Zhar a la izquierda. Un cambio que no duró ni un cuarto de hora, ya que volvieron a intercambiarse las posiciones, ahora ya sí definitivamente.

El partido del extremo marroquí dejó sensaciones positivas aunque también algún aspecto a mejorar. Sin duda, lo más destacable fue la actitud del jugador. Voluntarioso como el que más, nunca se escondió, pidió balones y, cuando los tuvo, intentó el desequilibrio, su mejor virtud. Su mejor acción fue un gran caño que le hizo al central atlético Domínguez, que tuvo que pararle en falta para que no se internase en el área. Poco antes de la media hora puso un muy buen centro, dejando solo a Xavi Torres, que se durmió y no pudo rematar. Fue de más a menos y con el paso de los minutos su electricidad fue disminuyendo. Fue el primer cambio de JIM, que dio entrada a Iborra en su lugar a los 20 minutos de la segunda mitad, variando el dibujo táctico del equipo, que pasó a jugar con tres pivotes. A raíz de este cambio, todavía con 0-0 en el marcador, comenzó el carrusel de goles. Una ´minirevolución´ que puede tomar cuerpo con la derrota.


http://www.superdeporte.es

El Villareal ya sabe lo que cuesta Assaidi

El Villarreal ya sabe lo que valdría hacerse con los servicios del delantero del HeerenveenEl Everton se ha unido a la puja por el delantero, que finaliza contrato en junio de 2013 con su actual equipo

El Villarreal ya conoce lo que podría costarle el fichaje de uno de los delanteros que tiene en su agenda. En la prensa holandesa ha aparecido la cantidad que pedirá el Heerenveen por uno de sus mejores futbolistas. Así, quien quiera hacerse con Oussama Assaidi deberá desembolsar cinco millones de libras, que al cambio son cerca de seis millones de euros.

Como se supo hace unos días, una representación del Submarino viajó hasta la ciudad de Kerkrade para presenciar en directo al goleador en el choque entre su club y el Roda. La visita fue productiva, puesto que el marroquí fue el autor del primer tanto de los blanquiazules, que enderezaban así un duelo complicado. Además, la asistencia se la dio otro de los jugadores interesantes del Heerenveen, Luciano Narsingh, del que también están muy pendientes los ‘groguets’.

La entidad que preside Fernando Roig no es la única que sigue de cerca los pasos de Assaidi. Su magnifico inicio de campaña está llevando a que varios conjuntos europeos se fijen en él.

Antes de que surgiera el nombre del Villarreal, el París Saint Germain, uno de los grandes del continente que ahora tiene dinero para fichar como demostró el pasado verano con Pastore, preguntó por el marroquí. También está en la agenda del PSV, mientras que el último en sumarse a la terna de candidatos es el Everton.
Por lo visto, lo que más le detuvo a la hora de hacer las maletas hacia la capital de Francia fue la relación estrecha que mantiene con su entrenador, Ron Jans. Una amistad que reconoció el propio Assaidi, al indicar que «nuestra relación en muy buena». Por tanto, si el goleador del Heerenveen sigue en sus trece de no querer abandonar a su técnico, el Submarino deberá seguir mirando a otro punta para el mercado de invierno.

En las últimas semanas el conjunto amarillo ha intensificado su búsqueda. Hay ojeadores en muchas zonas del planeta, pero están centrándose sobre todo en el continente europeo a la hora de contratar un goleador.
El capitán ‘gorguet’, Marcos Senna, asegura que le importa más bien poco el perfil que tenga el ariete que finalmente fiche el club, se conforma con que ayude al equipo. «Necesitamos un delantero que meta goles, da igual si es veterano o joven», indicó el centrocampista. Y es que, entre los candidatos hay de todas las edades y tamaños.

La característica que concuerda con los que han surgido hasta estos instantes es la velocidad. Assaidi, por ejemplo, ha sido mucho tiempo extremo, a pesar de que ahora acostumbra a ver portería. El chileno Eduardo Vargas es veloz y habilidoso, como demuestra el tanto que le metió a la Selección española en el último amistoso disputado entre ambos combinados. Lukaku, por su parte, es un punta potente y por ello lo comparan con su compañero Didier Drogba.

Es decir, que se asemejan todos a los dos delanteros titulares que tiene Juan Carlos Garrido en su plantilla y con los que no puede contar, ya que tanto Nilmar como Rossi están lesionados y tardarán en volver a entrenar con el grupo, sobre todo el italiano.

Omar El Kaddouri capta la atención del Tottenham

Tiene 21 años y aunque aún no ha debutado con la selección absoluta de Marruecos, Omar El Kaddouri es sin duda una de las perlas de futuro que tiene este país. Este interior diestro pertenece al Brescia, escuadra en la que está demostrando un gran nivel de forma este curso gracias a la continuidad que está teniendo en la Serie B (14 partidos, 1 gol).

Hace algunas semanas captaba el interés del AC Milan (ver artículo) y ahora el jugador ha hecho lo propio con el Tottenham, según revela una información de Triball football. Los spurs han enviado ojeadores a seguir las evoluciones de este jugador, con el objetivo de incluirlo en su agenda para el futuro.

http://www.fichajes.com

El Nápoles quiere a Taarabt

El Nápoles ha hecho público su interés en el jugador marroquí que juega en el Queen’s Park Rangers Adel Taarabt, de hecho el conjunto italilano quiere cerrar cuanto antes este fichaje ya que su intención es incorporarlo a su equipo en el mes de enero.

La oferta por Taarabt puede ser lo suficientemente alta como para que el conjunto propietario del jugador decida venderlo a mitad de temporada, ya que el Nápoles quiere tenerlo a su disposición casi de inmediato.
Taarabt tiene 22 años y juega como medio ofensivo izquierdo. Desde la temporada 2008/2009 defiende la camiseta del Queen’s Park Rangers y desde entonces ha disputado 118 partidos.

http://www.fichajes.net