Benito Floro es destituido como entrenador del Wydad de Casablanca

 

El técnico español Benito Floro.

  • Floro, que entrena a este club desde febrero, acabó en tercera posición la liga
  • Las últimas derrotas del equipo en la Copa de África han precipitado su salida
  • Además no había buena relación con el presidente que le impuso dos jugadores

El técnico español Benito Floro ha sido destituido como entrenador del Wydad Athletic Club (WAC) de Casablanca y negocia ahora las condiciones de su salida, según supo Efe de fuentes cercanas al club.

El presidente del club, Abdelilah Al Akram, convocó este jueves a Floro para comunicarle su destitución, pese a que tenía un contrato firmado hasta junio del año próximo.

El club casablanqués, uno de los más laureados del país, no pasa por sus mejores momentos, tras haber acabado tercero en la liga marroquí y haber encajado varias derrotas en los últimos partidos de la Copa de África de Naciones (CAF).

Sin embargo, otras fuentes que pidieron el anonimato aseguraron que también ha tenido que ver la imposición a Floro y su equipo técnico, por parte del presidente del club, de dos jugadores a los que ellos se oponían por no reunir las cualidades necesarias.

Floro negocia ahora la indemnización para aceptar una retirada amistosa, pero las fuentes auguraron que la negociación será dura y larga por las deterioradas relaciones entre él y el presidente.

Según publicó la prensa marroquí en el momento de su llegada, Floro había firmado un contrato con un salario mensual de 35.000 euros.

El técnico español llegó al Wydad en febrero de este año cuando el equipo marchaba quinto de la liga marroquí. Entonces despertó expectación entre los seguidores, pero los resultados no han acompañado y han acabado precipitando la salida de Floro.

 

Vía: http://www.rtve.es/deportes/20120921/benito-floro-destituido-negocia-salida-wydad-casablanca/564465.shtml

Ayoub, un culé de Casablanca

Ayoub, durante un partido frente a la Blanca Subur

El marroquí, que puede actuar como centrocampista o delantero, apunta muy alto: está en edad infantil (nació en 1998) pero ya brilla en el Cadete B

Lo fichó Albert Benaiges en 2007 aconsejado por Josep Gombau, admira a Xavi e Iniesta y vive con sus hermanos Latif y Mustafa en el Barrio Gótico

Es de Casablanca, pero muy culé. Ayoub Abiu Oulam nació en la capital económica y la ciudad más poblada de Marruecos el 28 de junio de 1998 y a los 9 años su vida cambió radicalmente cuando sus padres decidieron que se desplazara a Barcelona para vivir con su hermano Latif, que ya llevaba tiempo trabajando en la Ciudad Condal y que acabó siendo el responsable de su fichaje por el club azulgrana.

Pese a que no había militado antes en ningún equipo, Latif estaba convencido de que Ayoub reunía las condiciones suficientes para jugar a fútbol. Y le tramitó una prueba en la Escuela del Barça. Su director entonces en 2007, Josep Gombau, detectó enseguida que la Escuela se le quedaba corta y llamó a Albert Benaiges, responsable de las inferiores del club, para que le viera en acción. Benaiges alucinó y Ayoub ingresó en los benjamines, concretamente en el A que dirigía Sergi Milá y en el que destacaba ya Carles Aleñà.

Desde entonces, su progresión ha sido espectacular, hasta el punto de que a día de hoy, siendo infantil, juega en categoría cadete. En el Alevín B mejoró bajo las órdenes de Jordi Font y en el A se reencontró con Sergi Milà. Al final de aquella temporada, la 2009-2010, Ayoub despuntó en la victoria del Barça en el prestigioso torneo alevín de Estepona, sobre todo en el triunfo en la final frente al Real Madrid.

La pasada temporada, dada su enorme calidad y su privilegiado físico, Guillermo Amor y Albert Puig decidieron que saltara una categoría y pasó del Alevín A al Infantil A sin jugar apenas en el B (ganó el torneo de Arona). Siendo el más joven, fue de los mejores en la Liga conquistada por el equipo de Fran Sánchez. Y este año ha vuelto a ser indiscutible en el Cadete B de Fran Artiga, que ha practicado un fútbol divertido con otros futbolistas prometedores como Josimar, Ferran Sarsanedas, Sergi Canós, Paik o Alexis.

Ayoud tiene un dribling exquisito

Ayoub es un futbolista completísimo. Posee talento para combinar en el centro del campo y pegada para resolver partidos arriba. Su polivalencia le permite actuar en varias demarcaciones y en el compromiso liguero en el campo del Sant Andreu de la Barca, por ejemplo, llegó a ocupar cuatro distintas: empezó de extremo izquierdo, acabó de ‘9’ tras la sustitución de Alexis y jugó también de interior y en un 3-4-3 de mediapunta.

En el terreno personal, admira a sus hermanos, Latif y Mustafa, con quienes vive en el Barrio Gótico de Barcelona y que cuidan de él, junto con sus representantes Pere Guardiola y Pau Clavero, mientras sus padres siguen en Casablanca. Y en el deportivo, a Iniesta y Xavi, de quienes se ‘traga’ todos los partidos tanto con el Barça como con la selección. Si corre tanto como hasta ahora, tal vez llegue a jugar con ellos.

Vía: http://www.mundodeportivo.com/20120606/mundo-barsa/ayoub-un-cule-de-casablanca_54303645282.html#ixzz275y4Uy2j

Munir El Haddadi, descaro, desborde y gol

El delantero afronta la segunda temporada en la cantera del Barça

Extremo madrileño de origen marroquí, Munir El Haddadi (El Escorial, 1 de septiembre de 1995) se ha adaptado perfectamente al Juvenil B del FC Barcelona y a La Masia, donde llegó en verano de 2011.

Empezó en el CD Galapagar, pasó al Santana y de allí al Atlético de Madrid. El club colchonero lo dejó cedido al cadete A del Rayo Majadahonda, donde explotó con una gran temporada en la que marcó 32 goles en 30 partidos.

Esas estadísticas hicieron despertar el interés de equipos como Rayo Vallecano, Manchester City, Real Madrid, Osasuna y el propio FC Barcelona. El futbolista se decantó por la cantera azulgrana porque su sueño era -y es- jugar algún día en el Camp Nou con la camiseta del Barça.

Con el cartel de goleador se presentó a La Masia para formar parte del equipo de Francesc García Pimienta, pero Munir sorprendió por su capacidad de adaptarse a la banda. Así, en su primer año en Can Barça ocupó sobre todo la posición de extremo, una demarcación en la que también se siente a gusto y la misma donde juega uno de sus referentes: Pedro Rodríguez.

Munir El Haddadi

Como el canario, juega bien con las dos piernas aunque en el caso de Munir su buena es la izquierda. Destaca por su capacidad de desborde, domina el juego áereo y además, como el propio Pedro, es un jugador sacrificado y trabajador en defensa. Ese compromiso hizo que enseguida calara en el vestuario. De hecho, sus propios compañeros le ayudaron a aclimatarse y a superar la añoranza inicial después de dejar su tierra.

En su primera temporada como azulgrana, Munir El Haddadi ya sumó dos títulos con el Barça. El primero, el campeonato de Liga Nacional, donde sumó 22 dianas. El segundo, el título de campeón de Catalunya después de superar al Espanyol 2-0 en la final y con gol del propio Munir, que se encargó de abrir el marcador.

Ahora afronta su segunda temporada en el Juvenil B, donde sigue siendo uno de los hombres clave en el equipo de García Pimienta.
Vía: http://www.mundodeportivo.com/20120917/mundo-barsa/munir-el-haddadi-juvenil-b-cantera-fc-barcelona-promesas-futbol-base_54349683237.html#ixzz275xLIFdb